16 de julio de 2009

Conversando en sueños

Anoche tuve el sueño mas vívido de los últimos tiempo, ya que era de esos en los que al despertarme no se si realmente pasaron.
Te vi, nos encontramos contigo, que exactamente hacíamos los dos juntos no me acuerdo, solo me acuerdo del desconcierto. Que el encuentro haya sido casual y no por iniciativa tuya, es lo que tengo clavado en la cabeza.
Mía.. por qué tendría que tomar yo la iniciativa? Ya está.. mi interés ya fue demostrado en numerosas ocasiones. Me molesta no tener el control, solo quería pasar una tarde con un viejo amigo, que significó mucho para mi. Después de tantos años, no me pareció que podría entenderse que hubiesen segundas intenciones.
Y solo recibí el vacío de tu parte.
Pero qué idiotez, por una cuestión de ciencia.. por qué no nos vimos?
Pero a diferencia de otras veces esta vez te vi, te sentí tan poco, casi estuve indiferente se diría.. pero a eso nunca voy a llegar contigo, supongo, espero. Sería llenar a una burbuja tan linda de recuerdos con nubes oscuras, imposibles de hacerme ver adentro.
Estoy en un momento en el que me viene la “vida soñada”, el trabajo seguro-duro, la casa, el perro el auto, una pensión buena, viajes de vacaciones.
Me tendría que llenar de alegría esto, y bueno, en parte estoy feliz, qué bien.. cómo voy avanzando ¿?? Si…. Así nos preprogramaron a decir cuando las cosas toman cierto rumbo.
Qué es el avance? qué es la regresión? qué es quedarse estático? qué es tener ambiciones? Son todos parámetros insertados en nuestra cpu.
No quiero quedarme estática, me da terrible terror la seguridad y estar tan “bien encaminada”.
Por eso hago los viajes secretos, es que mi vida entera estoy viviendo en esta dicotomía, tricotomía, politomía.
Sé que decir aquí, sé que decir allá.. todos contentos.
Me resulta interesante pensar en que es algo tan incorporado en mi la disciplina que me fue transmitida, pero a la vez me inyectaron las ganas del descubrimiento constante, de entrar en todo los “tape po´ises” que encuentro. Y son dos fuerzas grandes con las que luchar y a las que trato de insertar y equilibrar en mi vida.
No me gusta pensar a largo plazo, no quiero, no voy a…
No sé si me interesa tener las cosas tan claras, discursos los puedo dar cuando me doy cuenta que mi espectador está esperando por ellos.
Pienso en toda mi felicidad, en las cosas que hago, son muchas,
que aprendo, que vivo, que sufro, que comparto
y pienso en la muerte.
Pero no a un nivel trágico, nunca lo veo como algo trágico, simplemente como un final feliz. Es la forma que tengo de disfrutar las cosas, me gusta disfrutar y acabar.
Capaz es por eso que te soñé hoy, porque no terminé cansándome o todavía no había llegado a ese pico de felicidad necesario, previo a la inevitable declinación.

3 comentarios:

rex dijo...

no te salves susan!

Laura dijo...

mMMM Inevitable declinación? Es inevitable? o es para volver a tomar impulso?

Mikage dijo...

Regi.. en eso soy irreductible..
Lau, es ficción.. si viene la declinación es inevitable.