9 de diciembre de 2008

Mirá a quién le encanta el café

Estoy metida dentro de una gran mentira y no encuentro la salida. Ahora la única manera para que las cosas no se pongan feas es seguir mintiendo y alimentándo algo que no sé ni como empezó..
Habrá empezado una tarde en alguna pausa del trabajo cuando me ofreció café una de las chicas. No se bajo qué estimulante habré estado, o estaban ellas para que mi respuesta afirmativa se haya entendido como un reflejo eufórico. O será una cuestión de culturas el malentendido?
Desde ese día, al preparar el café, vienen corriendo felices a contarme que el café está recién hecho y bien calentito. El brillo de sus ojos me hace ver que no puedo decepcionarles y fue así como fui alimentando esa gran mentira día tras día. Emocionándome hasta el cansancio por que me prepararon café, agradeciéndo e incentivando a que se repita.
Los ninos se emocionan mil veces por la misma cosa, y se ríen interminablemente por ello. Asi también los mayores, pero sin que se den cuenta. Y es asi como hoy en una cena de trabajo ante terceros, estaba escuchando (como en off) cómo se contaba "la historia de la persona que sabe disfrutar de un buen café". Cómo pudieron estar utilizando tantos minutos hablando del café y cómo a mi me gusta?. Haciendo una conjetura de los diferentes tipos de café y por qué alguno me podrían gustar más que otros. Mientras yo usaba la excusa del banio para levantarme de la mesa y que el tiempo pase más rápido.
Llegará el día en que la mentira no pueda más sostenerse sola, por que si bien me gusta el café, puedo prescindir de él sin pensar dos veces. Sin pensar dos veces. Pero para ese entonces tengo que asegurarme de estar bien lejos de estas personas a las que tán feliz hice haciéndome feliz. Al fin y al cabo todo fue para beneficio mutuo, o eso al menos creíamos cada una..



http://www.youtube.com/watch?v=baLaHiBPuR4

1 comentario:

claudia poliak dijo...

me encanto tu historia, y si es asi, yo mas que una mentira lo veo como un juego que le permite a todos encontrar un punto de encuentro y quien sabe si por ahi se empiezan a profundizar otras cosas que realmente son importantes a veces solo se necesita una excusa pa empezar, ya habras escuchado que es importante generar las condiciones lo demas viene solo si es que hay onda
beso vamo arriba!!
claudia poliak