8 de octubre de 2007

Concentración, zombies..

Un poco sobre la concentración, la conversación y la necesidad de evitar la compañía de zombies.

Hay que evitar ser zombie. Eso para empezar.
Me pasó a mi que me di cuenta que tuve un estado de zombie, es una sensación horrible. En el momento mismo no te das cuenta, vivís por que respirás automáticamente. Me consumían problemas que me preocupaban pero que no me ocupaban.
Es como un despertar, cuando llega el momento de darte cuenta del tiempo que estuviste como zombie. Qué hice en ese tiempo? Un blanco, vacío.
Si le preguntás al que estuvo al lado tuyo en ese tiempo inclusive puede darse el caso que no se haya dado cuenta que vos realmente no estabas, que eran un montón de órganos moviéndose y funcionando rítmicamente, simulando vida.
Todas las emociones normales, por ejemplo al hacer desde las cosas más insignificantes hasta las más importantes para cada uno, simplemente no están.
A veces es simplemente el puente que permite que el inconsciente funcione sin que el consciente le moleste. Se está como en un estado vegetativo, se "vive" automáticamente, y se le deja al inconsciente que tenga el mandato completo del cuerpo. Al despertar de ese estado, a pesar de estar un poco mareado por la ausencia del mundo consciente, también se está con un montón de respuestas que el inconsciente como regalo de despedida te dejó empaquetado. El peligro podría estar en que ese puente se torne muy largo, o quedarse en el medio del puente para siempre por que la conexión con la tierra firme se interrumpió.(...)


Concentración por Fromm

"Si uno está concentrado, poco importa qué está haciendo; las cosas importantes, tanto como las insignificantes, toman una nueva dimensión de la realidad, porque están llenas de la propia atención. Aprender a concentrarse requiere evitar, en la medida de lo posible, las conversaciones triviales, esto es, la conversación que no es genuina. Si dos personas hablan acerca del crecimiento de un árbol que ambas conocen, del gusto del pan que acaban de comer juntas, o de una experiencia común en el trabajo, tal conversación puede ser pertinente, siempre y cuando experimenten lo que hablan y no se refieran a ese tema de una manera abstracta; por otro lado, una conversación puede referirse a cuestiones religiosas o políticas y ser, no obstante, trivial; ello ocurre cuando las dos personas hablan en clisés, cuando no sienten lo que dicen. Debo agregar aquí que, asi como importa evitar la conversación trivial, importa también evitar las malas compañías. Por malas compañías no entiendo sólo la gente viciosa y destructiva, cuya órbita es venenosa y deprimente. Me refiero también a la compañía de zombies, de seres cuya alma está muerta, aunque su cuerpo siga vivo; a individuos cuyos pensamientos y conversaciones son triviales; que parlotean en lugar de hablar, y que afirman opiniones que son clisés en lugar de pensar. Pero no siempre es posible evitar tales compañías, ni tampoco es necesario. Si uno no reacciona en la forma esperada -es decir, con clisés y trivialidades- sino directamente y humanamente, descubrirá con frecuencia que esa gente modifica su conducta, muchas veces con la ayuda de la sorpresa producida por el choque de lo inesperado. Concentrarse en la relación con otros significa fundamentalmente poder escuchar. La mayoría de la gente oye a los demás, y aún da consejos, sin escuchar realmente. No toman en serio las palabras de la otra persona, y tampoco les importan demasiado sus propias respuestas. Resultado de ello: la conversación cansa. Encuéntranse bajo la ilusión de que se sentirían aún más cansados si escucharan con concentración. Pero lo cierto es lo contrario. Cualquier actividad, realizada en forma concentrada, tiene un efecto estimulante (aunque luego aparezca un cansancio natural y benéfico); cualquier actividad no concentrada, en cambio, causa somnolencia, y al mismo tiempo hace difícil conciliar el sueño al final del día.Estar concentrado significa vivir plenamente en el presente, en el aquí y ahora, y no pensar en la tarea siguiente mientras estoy realizando otra."

El arte de amar. Erich Fromm

3 comentarios:

Elle dijo...

Cierto, vivimos entre zombies, y a veces nos arrastran sin darnos cuenta y nos perdemos y no sabemos que diantres pasó con nosotros.

Creo que hay que encontrar un equilibrio, los diferentes estados de todos los zombies de alguna u otra forma nos ayudan a ver si somos o no uno. Aislarnos mucho tiempo del cuchitril mundo superficial, nos priva de muchos encontronazos con nosotros mismos, de muchas lecciones nuevas que aprender.

Creo que todo se trata de equilibrio, y para llegar al equilibrio automático hay que practicar la concentración, la atención consciente. Y también mantener bien controladitos a los zombies! jajaja

Gracias por la visita, estoy disfrutando mucho de tu blog también. Te agregué a mi reader y a lista de blogs que leo, si no te molesta.

(:

Mikage dijo...

Cuando me empezaron a molestar de sobremanera los zombies y ya no aguantaba su pulular en mi entorno, me di cuenta que yo misma estaba siendo uno de ellos. No podía hablarle "concentradamente". No se puede evitar entrar en contacto con ellos.
Gracias por agregarme a tu reader Elle.

ex zombie dijo...

una pregunta realmente no eres zombie?, yo creo q todos caemos en ese estado que tampoco es perentorio, sino que depende de las circunstancias personales y de la vida de cada cual,
yo misma creo q he sido zombie lo cual no encuentro que sea nefasto, he caido en ese estado tambien por situaciones afectivas que me han llevado a un estado depresivo bastante prolongado,

en la escala de evolucion humana, creo que ser o caer en el estado "zombie", no tiene porque tener una connotacion peyorativa ni denigrante,

aislarse del mundo es una alternativa respetable, cuando la realidad es "too much" ¿ que hay de malo en volarse del propio cuerpo? en mi caso tuvo su recompensa ser zombie por un tiempo, represento lo que llamo una tremenda crisis estructural, mental y emocional, fue la reinvencion de mi persona,

se agradece por la analogia del termino
muy interesant tu blog
espero saber mas de los "zombies"
saludos!